Claudia, la azafata

Le di la mano y la ayudé a ponerse de pié, la besé en los labios y le fui dando la vuelta hasta que me dio la espalda, le besaba la nuca y mis manos iban de sus gloriosos pechos a su increíble polla, la masturbaba como si fuera la mía, y Claudia arqueaba su espalda apretando su duro culo contra mi polla, la cual ya llevaba un rato en todo su esplendor, le dije que se sentara y arrodillándome frente a ella, la besé en la boca y fui bajando por el cuello hasta sus tetas, que lamí y mordí como si no hubiera visto otras antes y continué bajando hasta llegar hasta su polla la cual sin pensármelo dos veces me metí en la boca y comencé a succionar, con un sube baja hasta que me llegaba a la garganta, la sacaba y la recorría por fuera hasta sus testículos perfectamente depilados, incluso llegaba a lubricar su culo, Claudia estaba disfrutando como una loca e incluso me susurro entre gemidos que no se creía que no hubiera chupado una polla antes, yo lo intentaba hacer como me gusta que me lo hagan a mí, seguí chupando y lamiendo aquel instrumento hasta que Claudia me pidió que la penetrara y dándose la vuelta me ofreció su precioso culito en pompa, antes de penetrarla, se lo comí y se lo folle con la lengua hasta que pude introducirle dos dedos sin apenas resistencia, me puse un poco de crema en la polla y coloqué la punta en la entrada de su ano, no iba ser la primera vez que follaba un culo ya que mi mujer me deja follarselo en alguna ocasión especial, que yo agradezco sobremanera, pero esta vez era superespecial y puse mi máximo empeño en hacerlo lo mejor posible y disfrutar lo más posible, Claudia separó sus gluteos con sus manos y con una presión mi glande entró en su estrecho agujero, la metí hasta el fondo y comencé a meter y a sacar mientras con mi mano le masajeaba su dura polla.

videos porno gratis
porno bengala
porno mineiro
porno carioca
pornodoido
sexoquente
xvideos
xnxx
pornhub
redtube
sambaporno
porno brasileiro
sexo anal
lesbicas
filme porno
sexo gay
amadoras
porno caseiro
bucetas
novinhas
bundas
coroas
putaria
safadas

Claudia gritaba de placer y yo estaba apunto de correrme, se lo dije y ella me pidió que me corriera ya todo dentro de ella, la agarré con fuerza de las caderas y me corrí, gritando y gimiendo como nunca, cuando acabé Claudia se dio la vuelta y me colocó su polla a la altura de la cara, yo se la cogí con la boca y me dijo que me avisaría cuando se fuese a correr, yo seguí comiendo aquel delicioso caramelo y cuando me avisó lejos de querer separarme de ella dejé que sus chorros de semen llenaran mi boca, ella me agarro del pelo y apretó con más fuerza al ver que me daba igual que se corriera dentro de mi boca, seguí chupándosela hasta bastante rato después de correrse, se la lamía, mordía, recreándome con su semen y mi saliba mientras ella me acariciaba la cabeza y con la otra mano se pellizcaba lo pezones.

Buy this
  • Free